Reunión de Ministros de Agricultura del G-20

G-20

Una de las primeras reuniones del G-20 tal y como ya os adelantamos fue la de Ministros de Agricultura celebrada en Berlín el pasado 22 de febrero. Durante la misma se redactó el Plan de Acción de 2017 del G-20 titulado “Hacia la seguridad alimentaria y del agua: Fomentar la sostenibilidad, avanzar la innovación”.

Las bases de este Plan de Acción son:

1 – La implementación de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

2 – La implementación de la Convención Marco de Naciones Unidas para el Cambio Climático y el Acuerdo de París.

3 – Agricultura y Agua.

4 – La presencia de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la agricultura.

5 – Colaboración en la investigación y la difusión del conocimiento.

6 – Apoyo y fortalecimiento del Sistema de Información de los Mercados Agrícolas.

7 – Lucha contra la Resistencia Antimicrobiana.

En el texto se pueden encontrar los siguientes compromisos y recomendaciones, gran parte de los cuales pertenecen a la sostenibilidad y protección de la agricultura y el agua:

– Nos comprometemos a mejorar la sostenibilidad del uso del agua en la producción de alimentos y productos agrícolas asegurando al mismo tiempo la seguridad alimentaria y la nutrición de acuerdo con nuestro compromisos comerciales multilaterales. Esto implica enfoques que ayuden a mantener enérgicas las áreas rurales tanto social como económicamente.

Las Recomendaciones del Comité sobre Seguridad Alimentaria Mundial en su 42ª sesión sobre agua para la seguridad alimentaria y la nutrición pueden servir como guía. Tomamos nota de la Recomendación de la OCDE sobre el Consejo del Agua.

Tomamos nota de las correspondiente recomendaciones recogidas en el Plan de Acción del Panel de alto nivel sobre el agua (2016), en los Principios de la OCDE sobre la gobernanza del agua (2015) y en el documento de la FAO “Gestionando la escasez de agua en la agricultura: Un marco global para la acción en un medio ambiente cambiante (2016)

Apoyamos la cooperación estrecha en todos los niveles para implementar los objetivos de agua, seguridad alimentaria y nutrición de la Agenda 2030. Por ello, llamamos a las organizaciones globales y regionales relevantes a fortalecer su coordinación y a reunir a los actores en asuntos relacionados con el agua a la luz de la Agenda 2030.

Recomendamos encarecidamente que las inversiones en materia de agua y seguridad alimentaria respeten directrices como las Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la ocupación de la tierra,las pesquerías y los bosques en el contexto de la seguridad alimentaria nacional; los Principios para la inversión responsable en sistemas agrícolas y alimentarios y la Guía de la FAO-OCDE sobre las cadenas de suministro agrícola responsables.

Nos comprometemos a llevar acciones que reduzcan la pérdida alimentaria y los residuos, reconociendo que esas acciones pueden aliviar la presión sobre el agua. Reafirmamos nuestro compromiso a la Plataforma técnica sobre la medición y la reducción de la pérdida alimentaria y los residuos, iniciada bajo la Presidencia turca y a plataforma asociadas que faciliten la prevención, la reducción y la medición de la pérdida alimentaria y los residuos a nivel regional, nacional y local.

Usaremos, conservaremos y protegeremos el suelo con el fin de prevenir la erosión, sedimentación y el aumento de la salinización, creando un ecosistema saludable que apoye la infiltración de agua, el secuestro del carbón, los depósitos de carbono, la producción de biomasa y la biodiversidad del suelo. En este sentido, apoyamos el uso de las directrices voluntarias para la gestión sostenible del suelo desarrolladas por el Partenariado Global del Suelo.

Llamamos a la OCDE, la FAO, la CGIAR y otras organizaciones internacionales para que expandan el marco analítico iniciado por el G-20 para mejorar la productividad agrícola y la sostenibilidad y añadir además aspectos relacionados con el agua.

Vamos a mejorar la conectividad de las aplicaciones y el equipamiento de las TIC para facilitar el acceso de los agricultores a las soluciones tecnológicas, y apoyar a organismos de desarrollo de estándares para que armonicen los estándares y normas técnicas (respetando los derechos de propiedad intelectual de los proveedores de tecnología).

Vamos a luchar para asegurar que el Sistema de Información de los Mercados Agrícolas es fortalecido como un mecanismo que ayude a tomar decisiones y promueva la coordinación de acciones para superar situaciones críticas en el mercado agrícola de acuerdo con términos establecidos en septiembre de 2011.

Nos comprometemos a llevar a cabo acciones que reduzcan el riego de enfermedades, prevengan el uso innecesario de antibióticos, incluyendo la eliminación de antimicrobianos como aceleradores del crecimiento en ausencia de un análisis de riesgos y promover una buena cría, gestión y bioseguridad animal de acuerdo con la Resolución 4/2015 sobre resistencia antimicrobiana

Terminada la primera reunión ministerial, habrá que esperar hasta mediados de febrero para la segunda reunión, esta vez de Ministros de Asuntos Exteriores que tendrá lugar en Bonn.

 

G-20, moldeando un mundo interconectado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *